Perú

Perú

Establecer metas es el primer paso para convertir aquello invisible en visible

Tony Robbins

Desde 1996 LLEVANT EN MARXA trabaja en Perú en favor de los colectivos más desfavorecidos con la intención de dotarlos de los medios necesarios para su desarrollo. El Amazonas, el Altiplano y los nuevos pueblos de Lima son las zonas en las que más ha ayudado la ONGD. Entre los principales proyectos en los que ha colaborado destacan los de educación y sanidad.

Proyectos: Otras zonas

En el año 2011 la comunidad india Tacamani solicitó ayuda urgente a LLEVANT EN MARXA. La comunidad se encuentra en el Departamento de Puno, en el corazón del altiplano de Titicaca, y a 4.800 metros sobre el nivel del mar.

Hacía años que las tasas de morbilidad en ancianos y niños estaban creciendo de forma alarmante a causa de una falta de alimentación de hortalizas y verduras. Después del estudio de las necesidades se decidió hacer un proyecto agrícola con la creación de 15 invernaderos (que se sustentan con una moto-bomba para su regadío), la compra de un tractor comunal y la creación de talleres educativos para cambiar los hábitos de alimentación muy deficitarios.

Este proyecto ayudó a 300 campesinos de la comunidad, que recibieron la formación de un joven mallorquín estudiante de ingeniería. Este voluntario de LLEVANT EN MARXA les dio el asesoramiento necesario para trabajar en los invernaderos.

En la década de los 80, se inicia el conocido conflicto armado interno de Perú, que genera una escalada armada de la organización terrorista Sendero Luminosos seguida por la insurrección del también terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru en 1985. Los dos grupos atentaron en todo el territorio nacional y principalmente en las comunidades de la Sierra, que se vieron gravemente afectadas por los constantes ataques terroristas.
Estos graves sucesos tienen unas consecuencias migratorias destacables en la ciudad de Lima, ya que mucha de la población rural de las zonas afectadas se desplaza a la capital en busca de una vida más segura.

Cuando los equipos de LLEVANT EN MARXA visitan el país se encuentra con una triste situación: miles de familias ocupan la zona periférica de la ciudad, conviven en cabañas en unas condiciones inhumanas. La falta de recursos económicos, y también de higiene y seguridad, provocan que las barriadas de la periferia alberguen miles de familias obligadas a una vida poco digna.

Por eso, LLEVANT EN MARXA inicia varios proyectos de cooperación, especialmente en las barriadas de Delicias y Manchai, basados en temas sanitarios y educativos. El objetivo es poder poner una base sólida para un mejor desarrollo de la zona.

Desde el 1996 hasta ahora no se ha dejado de ayudar a estos nuevos pueblos de Lima sobre todo en la educación. Entre los proyectos más importantes que se llevan a cabo está el apoyo a las escuelas de Delicias y de Manchai gestionadas por las Hermanas de la Caridad españolas. Se han construido aulas, cocinas, bibliotecas y se las ha dotado del material mobiliario y educativo necesarios. Año tras año se da apoyo económico para el comedor escolar.

El año 1998 se crea una cooperativa de mujeres dotadas de maquinaria para elaborar ropa, así como el montaje de un punto de venta en el mercado turístico de Lima.

En la barriada de Delicias se construyó un centro de salud. Los primeros años LLEVANT EN MARXA asumió el coste de médicos y enfermeros. Actualmente está gestionado por el Ministerio de Salud del Gobierno de Perú.

Durante los primeros años también se ha dado apoyo al plan de desnutrición infantil.

Actualmente en estas barriadas se continúa trabajando en las dos escuelas y dando apoyo constantemente a diferentes proyectos.

Proyectos: Amazonas

Desde el principio LLEVANT EN MARXA se dio cuenta de que la educación es vital y que la principal dificultad son los desplazamientos para llegar a las escuelas, ya que viven en pequeñas comunidades aisladas y se desplazan a través de los ríos. La solución que proponen los indígenas es la remodelación y el apoyo económico del internado de San Lorenzo y la creación de un internado en la comunidad de Wijint y de otro en la comunidad de Washintsa. Para hacernos una idea, se necesitan seis días navegando en canoa para desplazarse de San Lorenzo a la comunidad de Wijint.

En estos internados de educación secundaria (aparte de la manutención de los estudiantes y los profesores) también se ofrece formación profesional. De esta forma además de prepararse para la Universidad también se pueden realizar talleres de mecánica, carpintería, enfermería o elaboración de ropa artesanal.

En esta última década se han concedido becas para que los estudiantes más destacados puedan acceder a estudios universitarios en la ciudad de Lima. Actualmente algunos de estos jóvenes bien formados están liderando sus comunidades.

Desde el año 1996 LLEVANT EN MARXA ha formado técnicos sanitarios en las principales comunidades y las ha dotado de botiquines comunales para dar una atención primaria a los indígenas.

Los médicos y voluntarios de la organización se han ido desplazando hasta estas comunidades para dar asistencia médica dentro de las posibilidades técnicas del entorno.

La gran intervención de LLEVANT EN MARXA fue el macroproyecto Pla integral de salt del poble Achuar 2006-2009 dotado con 800.000 euros. Este ambicioso macroproyecto, con el apoyo del Govern de les Illes Balears, ha llegado a 50 comunidades indígenas de las cuencas del Huasaga, Huituyacu y Manchari (distrito de Andoavs) donde se han construido centros de salud dotados del material sanitario correspondiente. El Gobierno del Perú, a través de un convenio, asume los trabajadores de los centros. En estos años se han beneficiado de este proyecto más de 23 mil indígenas de todas las edades.