Un niño, un nombre, una vida

En la Declaración de los Derechos de los Niños, la ONU recoge el derecho de todo niño a tener un nombre. En muchos países los padres no ponen nombre a sus niños cuando nacen porque la realidad es que la tasa de mortalidad es tan elevada que nunca tienen la certeza de si sobrevivirán. 7 mil niños mueren al día sin nombre, 2,5 millones cada día antes de cumplir un año y 900 mil en el mismo día que nacen. Unicef ha puesto en marcha la campaña #UnNombreUnaVida porque muchas de estas muertes infantiles se podrían evitar con unas condiciones higiénicas y alimentarias correctas. Por eso precisamente, trabajamos, sin descansoen Llevant en Marxa.

Hoy os presentamos a Amira. Nació en el Hospital de Gambo y ella, ya tiene nombre.

No Comments

Post a Comment